CAJAMARCA: ESPECIALISTAS PRECISAN QUE DISMINUCIÓN DE LLUVIAS OCASIONÓ ESCASEZ DE AGUA POTABLE

RCR, 09 de noviembre de 2022.– Profesionales de diferentes instituciones especializadas coincidieron en señalar que la escasez de lluvias es la razón de la reducción de los caudales en los ríos de Cajamarca y de las dificultades en el abastecimiento del líquido a la población, problema que ya ha comenzado a resolverse.

Glicerio Canchari, especialista en agrometeorología del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), explicó que la disminución de las lluvias está relacionada al cambio climático y a la temperatura del mar.

“Este es el resultado del cambio climático y también por la coyuntura actual de las condiciones de la temperatura del mar frente a la costa peruana, todavía está más fría de lo habitual. Estos dos factores están condicionando que las lluvias se presenten de manera irregular”, manifestó a RCR.

Detalló que se han registrado lluvias deficitarias en la vertiente occidental de Cajamarca, en las provincias de Chota, Santa Cruz, San Miguel y Contumazá. “En esas regiones también se han reportado lluvias por debajo de lo normal. Eso es lo que está observando en cuanto a las sequías y deficiencia de lluvias durante esta campaña agrícola”, indicó Canchari.

En cambio, en la parte oriental de Cajamarca, para la selva norte, las condiciones de lluvias están presentándose hasta ahora dentro de su normalidad, informó.

El especialista en agrometeorología del Senamhi dijo que se pronostica una escasez de lluvias que afectaría la campaña agrícola 2022-2023 en Cajamarca. También precisó que esa situación afectaría a la ganadería por falta de pastizales en dicha región, la sierra central y en el altiplano.

Servicio en Cajamarca se normaliza

Entre tanto, la empresa Sedacaj informó que el suministro de agua en la ciudad de Cajamarca se está normalizando, gracias a que la planta de tratamiento El Milagro recibe el abastecimiento del recurso hídrico proveniente del dique Río Grande de la empresa minera Yanacocha, que captó el recurso hídrico en épocas de lluvias.

El gerente de Sedacaj, Marco Narro Centurión, informó que desde el domingo 6 de noviembre, el río Grande está al 100% de su capacidad por el dique que gestiona Yanacocha y que abastece con 200 litros por segundo a la planta El Milagro.

La planta de tratamiento de agua potable El Milagro atiende al 70% de la población de Cajamarca y se abastece con agua de los ríos Grande y Porcón. La otra planta de tratamiento de agua potable de Sedacaj está ubicada en la zona de Santa Apolonia y se abastece del río Ronquillo. Actualmente, esta planta viene aportando 55 litros por segundo, en vez de los 80 litros por segundo requeridos por la ciudad.

Para atender la demanda en los sectores de Cajamarca sin agua potable, Sedacaj abastece con 6 cisternas, propias y con el apoyo de la empresa privada.

Descartan contaminación del agua

El superintendente de Relaciones Comunitarias de la minera Yanacocha, Germán Alva, manifestó que el abastecimiento del agua se ha restablecido completamente después del corte temporal para realizar un control ambiental del dique Río Grande.

En declaraciones a RCR, explicó que la tarde del 31 de octubre tuvieron que cerrar la compuerta ya que se llegó a un nivel de agua bajo, que tiene sedimentos. La medida permitió llenar el dique hasta un nivel que permita que el abastecimiento de agua sea normal.

“Eso ha ocurrido nuevamente a partir del día martes 2 de noviembre, se ha empezado a descargar agua y en la fecha está casi la descarga normalizada. Eso se ha comprobado y están las autoridades justo para verificar este tema”, indicó.

Germán Alva también descartó que el corte de agua se haya originado por supuesta contaminación de relaves mineros. “Eso es totalmente falso y cómo pueden comprobar directamente es sedimento que viene de carreteras y no tiene mayor contacto con nuestra operación”, precisó.

Además, informó que la minera Yanacocha trabaja en la perforación de tres pozos en la ciudad de Cajamarca, de los cuales dos pueden entrar en funcionamiento. “Estamos trabajando con ellos para darle el valor que se requiera y el próximo año tener esos pozos funcionando”, declaró.

Faltan obras de represamiento

A su turno, Felipe Huamán Solís, jefe del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) de Cajamarca, dijo que en la región el problema no es la falta de agua, sino la falta de obras para su represamiento y uso en las habituales temporadas de estiaje o bajo nivel de lluvias.

“En Cajamarca y en todo el Perú el problema no es la ausencia de agua, se cuenta con agua, sino que hay que saberla represar en los momentos en que el agua es abundante. Necesitamos mayores obras hidráulicas, pequeñas, medianas y grandes represas para tener agua abundante durante todo el año. En otros países como Chile y los grandes desiertos que se dan en gran parte del mundo ahí sí falta agua. Nosotros tenemos un país bendecido donde el líquido es abundante y solamente es cuestión de saberla represar”, comentó.

Deja un comentario