Gold Fields obtiene recertificación internacional para su sistema de gestión de energía

Es la primera mina en Perú en obtener esta recertificación

Gold Fields obtiene recertificación internacional para su sistema de gestión de energía

  • Empresa superó con éxito auditoría realizada por SGS del Perú para recertificar, bajo la norma ISO 50001:2018, sus instalaciones administrativas y operativas de Cerro Corona.

Luego de una exhaustiva auditoría, Gold Fields obtiene, por segunda vez, la certificación Internacional de su Sistema de Gestión de Energía basada en la norma ISO 50001:2018. De esta manera, Gold Fields se convierte en la primera empresa minera que opera en el Perú en obtener esta recertificación. 

Este logro es un ejemplo del trabajo en equipo y del esfuerzo constante de la empresa por mantener los más altos estándares en el cuidado y la gestión ambiental. Cerro Corona ha venido implementado la estrategia integrada de gestión de energía y como muestra de ello viene impulsando proyectos vinculados a la eficiencia energética como: uso de iluminación LED, cambio de revestimiento de molinos, pruebas de vehículos eléctricos para el transporte de personal, uso de paneles solares en las plantas de tratamiento de agua y renovación de la flota de acarreo.

La Vicepresidencia Ejecutiva de Gold Fields en Perú reconoció el trabajo de todas las áreas por mantener y mejorar los controles de eficiencia energética a pesar de la emergencia sanitaria. 

La auditoría, realizada a fines de mayo por SGS del Perú, incluyó la revisión de los controles de eficiencia energética en las áreas operativas y administrativas de Cerro Corona.

Es importante destacar que en mayo de 2018 Gold Fields en Perú logró ser la primera operación minera de Gold Fields Limited que se certificó con la norma ISO 50001 en su versión anterior; ahora, 3 años después, la empresa minera que opera en Hualgayoc, renueva su compromiso de gestión energética con la versión ISO 50001:2018.

La ISO 50001 es la norma de gestión de energía más utilizada en el mundo, establece requisitos para la gestión de la energía con el objetivo de ser cada vez más eficientes en su uso, sea para actividades productivas o de servicios. Las directrices de esta norma ayudan a las organizaciones a implantar una política energética y a gestionar adecuadamente los aspectos energéticos derivados de su actividad, como son los servicios, instalaciones, productos, y otros, lo que se traduce en un ahorro real y cuantificable del coste energético en las organizaciones.

Deja un comentario