CONFIEP EXHORTA AL GOBIERNO IMPULSAR PROYECTOS MINEROS PARA REACTIVAR ECONOMÍA Y GENERAR EMPLEOS

RCR, 01 de septiembre de 2020.- María Isabel León, presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), exhortó al Gobierno a priorizar la promoción de más de 52 proyectos mineros que está en cartera para sacar al Perú de la depresión económica y generar trabajo. También consideró que no es necesaria la prórroga del estado de emergencia, porque el COVID-19 nos va a acompañar por largo tiempo y tenemos que aprender a convivir con el virus.

Sí, hay que priorizar proyectos de inversión privada que están en cartera. “En minería, por ejemplo, hay más de 52 proyectos que se podrían ir priorizando, que ya tienen estudio de impacto ambiental. Hay que mirar cuales son los sectores que generan mayor impacto en el crecimiento del país, más dinero para la caja pública y mayor generación de empleo, para poder comenzar a trabajar ya, sin dilatar más el tiempo”, remarcó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Respecto a la prórroga del estado de emergencia, dijo que ya estamos a una altura de la pandemia a nivel mundial en la que hay que garantizar las libertades y los derechos de las personas. Si sabemos tener el cuidado personal, el distanciamiento social, desinfectar las zonas donde trabajamos creo que nos va ir mejor sin la necesidad de restringir nuestras libertades en general”, afirmó.

Congreso

Sobre el accionar del Congreso, manifestó que desde el sector empresarial se hizo innumerables llamados para que asuma un papel más responsable. “El Congreso no puede seguir en aventuras legislativas que se llevan por delante la Constitución, perforan el presupuesto público, no respetan las contrataciones entre privados. Hay que estudiar bien las acciones que se van a llevar adelante pensando en nuestros hijos y en la estabilidad del país”, recalcó.

Comentó que es necesario exhortar a los congresistas, cuyo mandato va a terminar dentro de pocos meses, que mantengan la sensatez. Enfatizó que es momento de unirnos y decirle la verdad a la población. “Nadie es dueño de la verdad, los argumentos se exponen para debatir con respeto y respaldo técnico, con información. Hay tres principios que se deben observar para la convivencia ciudadana: valores, sensibilidad y el principio de legalidad”, anotó.

Diálogo

Expresó su confianza en que el diálogo reciente del gremio empresarial con el premier Walter Martos. “Suelo ser positiva, siempre tengo fe en los seres humanos y lo que a través del dialogo se pueda lograr. Comentábamos que a veces ellos nos oyen, pero no nos escuchan. Me parece que el premier sí tiene capacidad para escuchar, hablamos de distintas preocupaciones que tenemos en el sector empresarial, comenzando por la desburocratización y liberación de normas que frenan el avance de actividades”, dijo.

“Desde que se inició la situación de emergencia a mediados de marzo, vemos la forma de trabajar en forma conjunta con el Gobierno y el Estado para mantener el cuidado de la salud de la población, mantener la economía y el sustento de las familias de nuestro país. A estas alturas de la pandemia, pensamos que es importante no solo reactivar, sino generar puestos de trabajo que puedan devolverle la tranquilidad a las familias”, destacó.

Precisó que la CONFIEP alcanzó un documento con propuestas generales que reúnen 13 sectores de la economía peruana siendo el mercado laboral el que más preocupa porque es donde la población ha sufrido el mayor golpe. “Tenemos una pérdida cercana a los 7 millones de empleos. Creo que es tiempo que nos sentemos el sector empresarial, el Gobierno e inclusive los trabajadores para buscar fórmulas adecuadas a fin de poder reconstruir el empleo formal y diversas áreas de la economía”, comentó.

“Tenemos la decisión de trabajar y poner a disposición todo el conocimiento, la experiencia, la planificación estratégica y logística que tenemos desde el sector privado.  El Perú tiene 33 millones de habitantes y todos formamos parte del Estado. Hay quienes trabajamos desde la microempresa, los emprendedores, los que tienen su puesto en la esquina vendiendo limonada y lo que fuera hasta los grandes empresarios. Este sector privado tiene la responsabilidad de generar riqueza, puestos de trabajo, crecimiento”, dijo.

Mencionó que otros peruanos que trabajan en el Gobierno, en las diferentes estancias, tienen la responsabilidad de utilizar los recursos que los contribuyentes ponemos a su disposición para redistribuir riqueza, para generar desarrollo y bienestar. “Ambos sectores lamentablemente no han estado funcionando bien en los últimos años”, observó.

“Hay cosas que arreglar. Por ejemplo, la informalidad y la adecuada gestión de recursos                                 que los contribuyentes ponemos a disposición”, indicó. “Sería ideal que pudiéramos tener hospitales de primer nivel para la población. Recalcó que hay muchas cosas que tenemos que repensar de cara al futuro del país y hacerlo en consenso, con diálogo, sin posiciones impuestas”, precisó.

Inversión privada

Indicó que la inversión privada en el país es la que genera los recursos para la caja pública y crecimiento del país. El 80% de inversiones en el país vienen del sector privado. “Creo que tenemos que pensar en las grandes obras públicas, sino que estos proyectos deben estar enlazados con un shock de inversiones privadas”, dijo. “En esta situación de depresión económica tenemos que mirar que los capitales extranjeros conviertan al Perú en un hub de inversión para generar crecimiento y puestos de trabajo para los peruanos”.

“Por ejemplo, acaban de anunciar 6 mil millones de soles para el plan de cierre de brechas de la Amazonía con más de 800 proyectos que me parecen estupendos, pero son a plazos que trascienden el término este gobierno. Se ha anunciado el programa Arranca Perú, con más de 6,400 millones de soles y la ampliación de un millón de puestos de trabajo, pero todavía estamos lentos en poner en marcha la utilización de esos fondos”, destacó.

Resaltó que la Confiep “acaba de firmar un convenio con la Asociación de Municipalidades del Perú, para identificar todos los cuellos de botella que no permiten que la actividad económica fluya, que tratemos de eliminar barreras burocráticas, irracionales, ilegales, que a veces se generan dentro del gobierno central”, informó.

“Dejo constancia que no estoy hablando de un tema mercantilista para llenarnos el bolsillo, acá estamos pensando en reactivar las distintas áreas de la economía para generar ingresos al fisco, para generar riqueza para el Perú, y para generar puestos de trabajo formales que el país ha perdido en medio de esta pandemia”, agregó.

Aseveró que otro de los puntos importantes es que el país necesita mantener su seguridad jurídica y predictibilidad porque de lo contrario difícilmente las empresas se animan a invertir. “La inactividad del Estado y de los gobiernos a través de los años y la incapacidad de utilizar los recursos públicos para crear obras de bienestar y desarrollo en las regiones generan los climas de conflictividad”, señaló.

“No es posible que tengamos comunidades cercanas a zonas donde hay grandes proyectos mineros, cuyas empresas entregan canon, regalías y pagan impuestos, y no se ejecutan las obras para el bienestar de la población. Entonces, tenemos una población que le reclama a la empresa, como si fuera el Estado, los servicios de agua, luz, salud, educación, etcétera”, apuntó.

“Quizás sea el momento de reflexionar sobre como rediseñamos estas leyes y normas, para que puedan ser más inclusivas y puedan generar una distribución de la riqueza para el bienestar de los ciudadanos. Quizás sea también una oportunidad para que el sector privado se involucre un poco más, no solo genere la riqueza, sino también participe en el desarrollo del país más activamente”, subrayó.

Ver entrevista…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *