REGIONES DEBEN REACTIVAR SU ECONOMÍA RESPETANDO MEDIDAS SANITARIAS PARA EVITAR PROPAGACIÓN DEL COVID-19

RCR, 15 de junio de 2020.- El director ejecutivo de la organización Fábrica de Empresarios y expresidente ejecutivo de Prompyme, Juan Infante Alosilla, señaló que la crisis económica y el desborde social se deben a la incapacidad para plantear alternativas de reactivación económica al inicio de la declaratoria de emergencia. Demandó a los gobiernos de las regiones, con menor incidencia de contagios, a reiniciar sus actividades económicas. 

“Es muy probable que el Perú tenga los peores índices económicos mundiales originados por la pandemia y eso es grave porque quiere decir que se tomaron malas decisiones y los ministerios que tenían que ver con el desescalamiento no tenían idea y no conocían el país. El presidente debería ver seriamente si los equipos que estaban a cargo de esos ministerios deben continuar”, afirmó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Aseveró que las autoridades se han enredado en sus palabras luego de las primeras decisiones acertadas. “El problema es que más que un tema de salud, los ministerios de Producción, Comercio Exterior y Agricultura no han estado a la altura, no han acompañado las decisiones que ha tomado el Ministerio de Salud, y las que permitían contener esta debacle económica”, dijo. 

“El desborde social es porque hay una responsabilidad del Gobierno, sobre todo de los ministerios de la Producción y de Economía, de no pensar en el día uno de la cuarentena en alternativas de retorno mucho más rápidas”, manifestó.

Reactivación en regiones

En ese sentido, demandó que las gobernaciones regionales, con bajos índices de contagios, comiencen a reactivar su economía, tomando en cuenta siempre el distanciamiento físico entre las personas, uso de mascarillas, lavado de manos, y evitando las aglomeraciones. “Bajo esas pautas es posible salir de la parálisis”, apuntó. 

“Yo esperaría de los gobernadores regionales que se subleven contra la parálisis porque en buena parte de las regiones del sur y Cajamarca el virus no se ha expandido, entonces porque tienen que tener las mismas medidas que Lima y la costa norte”, insistió. Manifestó que una de las alternativas para reactivar la economía es estimular el comercio en los barrios y distritos, con la finalidad de desconcentrar en Lima conglomerados comerciales como Gamarra, Mesa Redonda, Mercado Central, Barrio Chino y Wilson.

Catástrofe económica

Comentó que la caída de 40% es terrible. “En mis 53 años nunca he vivido una catástrofe de esta magnitud”. “Lo que tenemos que hacer es permitir que los peruanos consigan el dinero de la manera más ordenada y digna posible. Hay que generar espacios temporales para que esta actividad ambulatoria se haga de la mejor manera, con estructuras y servicios higiénicos para que el COVID no se propague. Eso se debió hacer desde abril”, anotó.

“Hoy todos estamos con temor a contagiarnos, pero todos deberíamos ayudarnos a que cada peruano salga adelante, esto es como volver a 1985 y 1990 con la economía colapsada. Los alcaldes tienen que reunirse para ver espacios disponibles para que todos los jóvenes que se han quedado sin trabajo, tengan la posibilidad de hacer comercio y talleres de confección y tiendas.  Los municipios deben olvidarse de las licencias, para rehacer la economía”, puntualizó.

Aseguró que el concepto de informalidad es obsoleto y no sirve en estos momentos de crisis. “Si el peruano tiene que elegir entre hacer trámites burocráticos o sobrevivir, el peruano va a elegir su sobrevivencia por sentido común. Entonces, tenemos que abrir los espacios para que la gente trabaje y no perseguirlos, que es un espectáculo deplorable, lamentable e indignante. Ese juego de policías y ladrones, se ha convertido en policías contra peruanos, lo cual es espeluznante. Las autoridades no están comprendiendo nada”, resaltó.

Ver entrevista…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *