En la imagen, el activista aparece en una cama de hospital rodeado de su familia. «Todavía no puedo hacer casi nada, pero ayer pude respirar por mi cuenta todo el día», reza la descripción.

El opositor ruso Alexéi Navalny ha hecho su primera publicación en Instagram tras salir del coma en el hospital Charité de Berlín (Alemania).

En la imagen, el activista aparece en una cama de hospital rodeado de su familia. «Todavía no puedo hacer casi nada, pero ayer pude respirar por mi cuenta todo el día», comenta Navalny, confesando que es «un proceso asombroso, subestimado por muchos». 

La clínica alemana, donde Navalny ingresó el pasado 22 de agosto, confirmó la víspera que el paciente ha sido desentubado, que se levanta ocasionalmente, y que su estado «sigue mejorando». 

El pasado 7 de septiembre, el hospital Charité anunció que Navalny había despertado del coma inducido y que su condición había mejorado.

¿Qué le pasó a Navalny?

El 20 de agosto, el opositor ruso se sintió mal durante un vuelo a Moscú. El avión aterrizó de emergencia en la ciudad rusa de Omsk, donde Navalny fue hospitalizado en estado grave y tuvo que ser conectado a un respirador.

Antes de embarcar, Navalny bebió té en el aeropuerto de Tomsk por lo que sus partidarios sugirieron que podría estar envenenado, versión que compartió la familia del opositor. Sin embargo, los médicos del hospital de emergencias de Omsk afirmaron no haber encontrado ningún rastro de veneno en el organismo del paciente, siendo el trastorno metabólico el diagnóstico principal que manejaron.

Jefe del Servicio de Inteligencia Exterior ruso:

Navalny fue ingresado en el hospital ruso en un coma de origen desconocido, y casi de inmediato los especialistas decidieron inducirle a un coma médico. Durante los dos siguientes días los médicos hicieron todo lo necesario para salvar la vida del político y lograron estabilizar su condición. Tras ello, a petición de la familia, el opositor fue trasladado a Alemania, al hospital Charité de Berlín, donde el diagnóstico inicial fue que sufrió una intoxicación con una sustancia del grupo de los inhibidores de la colinesterasa.

En respuesta, los médicos del hospital de emergencias de Omsk indicaron que, cuando el opositor fue ingresado, no presentaba un cuadro clínico específico de ese grupo de sustancias. Por otra parte, desde el Ministerio del Interior de Rusia regional confirmaron que no se habían encontrado sustancias potentes o narcóticas en los análisis a Navalny durante sus inspecciones.

Varias fuentes del país germano, incluido el Laboratorio de las Fuerzas Armadas Alemanas, afirmaron que Navalny fue envenenado con un agente nervioso del grupo Novichok, alegando que una sustancia de este tipo solo puede estar al alcance de las autoridades rusas. Moscú, por su parte, niega estas acusaciones y pide a la parte alemana los materiales relacionados con el caso para poder analizarlos.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *