Asesor de Trump divide el mundo entre democracias lideradas por Washington y países autoritarios

Asesor de Trump divide el mundo entre democracias lideradas por Washington y países autoritarios

El consejero de Seguridad Nacional de EE.UU. prefiera no recurrir al término ‘Guerra Fría’ para describir las relaciones de su país con Pekín.

El consejero de Seguridad Nacional de EE.UU., Robert O’Brien, considera que el mundo se encuentra actualmente dividido entre democracias lideradas por Washington y países autoritarios, según lo afirmó este miércoles en una entrevista con el Instituto Hudson, un centro de pensamiento político con sede en Washington.

Entre los países autoritarios, el consejero estadounidense nombró a Rusia, China e Irán, sin especificar qué criterio de clasificación usó. «Ahora hay un grupo de estados autoritarios y totalitarios como Rusia, Irán, China y, posiblemente, otros países», ha comentado O’Brien. «También hay un grupo de democracias: Estados Unidos, Europa Oriental y Occidental, la Unión Europea, Reino Unido, la India, Brasil, Indonesia, Malasia», añadió.

«Hay una división entre las democracias que comparten con nosotros los valores y la fe en los derechos humanos y las naciones autoritarias que ofrecen un enfoque diferente», ha subrayado O’Brien.

Asesor de Trump: EE.UU. desplegará misiles de corto y medio alcance en Europa para contrarrestar a Rusia de ser necesario

Por otra parte, el consejero dijo no compartir la visión que presenta el desencuentro entre EE.UU. y China como una nueva Guerra Fría. «No creo que sea una Guerra Fría. Como ha dicho repetidamente el presidente Trump, queremos una excelente relación con China», ha subrayado. «Los chinos son personas magníficas, cientos de miles de ciudadanos chinos estudian aquí [en Estados Unidos]. Éramos aliados durante la Segunda Guerra Mundial», ha recordado.

Según O’Brien, el problema de las relaciones con Pekín radica en el hecho de que el Partido Comunista de China, supuestamente, está «tratando de lanzar sus tentáculos» fuera de su territorio, por todo el mundo, «para controlarnos a nosotros de modo similar a como controlan a su gente».

China acusa a EE.UU. de «intimidar» a sus aliados

Por su parte, el portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Zhao Lijian, declaró la semana pasada que EE.UU. «está intimidando» a países que mantienen vínculos con Pekín para que tomen partido en su contra. Sin embargo, estos esfuerzos de Washington «no tendrán éxito», aseguró el vocero durante una rueda de prensa.

El pasado jueves, el subsecretario adjunto principal de la Oficina de Asuntos para Asia Central y del Sur del Departamento de Estado de EE.UU., Dean Thompson, instó a Sri Lanka a tomar «decisiones difíciles pero necesarias» para asegurar su independencia económica, en lugar de optar por «prácticas opacas», en una aparente referencia al aumento de influencia china sobre esta nación del sur de Asia.

Putin: «El mundo no tendrá futuro sin restricciones de armamento»

En relación a la carrera armamentística, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, advirtió el pasado jueves contra el abandono de los tratados de control del armas estratégicas. «El mundo no tendrá futuro si no hay algunas restricciones en la esfera de la carrera armamentística», dijo Putin.

«Insto a todos nuestros socios a reflexionar sobre ello», agregó el mandatario, antes de enumerar los tratados correspondientes abandonados por Washington en las últimas décadas: «Todo el mundo lo sabe muy bien […] salieron del Tratado sobre Misiles Antibalísticos; luego del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio; luego, del Tratado de Cielos Abiertos: todavía no han salido, pero EE.UU. anunció que había iniciado el procedimiento para retirarse de ese tratado».

Además, el mandatario ruso emitió una declaración este lunes sobre el antiguo Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF, por sus siglas en inglés), y propuso medidas para reducir las tensiones en Europa tras su supresión.

«Rusia sigue creyendo que el Tratado INF era un elemento importante de la arquitectura para garantizar la seguridad internacional y la estabilidad estratégica. El tratado jugó un papel especial en el mantenimiento de la previsibilidad y la moderación en la esfera de los misiles en el espacio europeo», reza el comunicado del mandatario, difundido por el Kremlin.

En el contexto de la retirada de Estados Unidos del Tratado INF, Putin señaló que Moscú está dispuesta a no desplegar voluntariamente misiles de crucero 9M729 en la parte europea de Rusia, pero solo con la condición de que la OTAN dé pasos recíprocos.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Deja un comentario