Demandó a marca de macarrones con queso porque tardan más de 3 minutos y medio en estar listos

Algunos aficionados de la cocina suelen confiar en las instrucciones que vienen en los paquetes de los alimentos para prepararlos y asegurarse de que queden bien, pero lo que ocurrió en Estados Unidos superó los niveles de lo insólito.

Resulta que una mujer demandó a una conocida empresa multinacional, porque los macarrones con queso que venden tardan más minutos en quedar listos de lo que dice la caja, por lo que acusó a la organización de engaño y fraude.

El envase de la preparación señala que esta queda lista en tres minutos y medio, pero ella asegura que el tiempo es mayor. Ese es su principal motivo para presentar una demanda por cinco millones de dólares, lo que a pesos chilenos se traduce a un monto cercano a los $4.4 mil millones.

¿Qué dice la demanda de la mujer?

Asesorada por un bufete de abogados que es dirigido por un especialista en demandar a grandes empresas, Amanda Ramírez está convencida de que puede ganarle esta batalla legal a Kraft Heinz Company —marca que en Chile está presente mediante mayonesas, mostazas y kétchup en las góndolas de supermercados.

El documento presentado indica que esta empresa “engaña a los consumidores al esperar que el producto esté listo para el consumo en un período de tiempo más corto de lo que realmente se necesita para prepararlo”.

Imagen referencial.
Imagen referencial.

El paquete de los macarrones con queso, los que son vendidos en Estados Unidos bajo la marca “Velveeta”, posee las siguientes cinco instrucciones: quitar la tapa, agregar agua, calentar en microondas, agregar la salsa de queso en polvo a la pasta cocida, dejar la salsa en reposo para que esta se espese, según consigna Today.

Sin embargo, el reclamo de la mujer está en que el envase no especifica que los tres minutos y medio son solo para la cocción y no para el resto de los pasos a seguir: “La etiqueta no indica que el producto tarda ‘3 minutos y medio en cocinarse en el microondas’, lo que habría sido cierto”, defiende Ramírez.

La respuesta de la empresa

La prensa estadounidense solicitó la reacción de Kraft Heinz Company ante esta demanda, obteniendo una escueta respuesta: “Somos conscientes de esta demanda frívola y nos defenderemos enérgicamente de las acusaciones de la demanda“.

El bufete de abogados que representa a Amanda es Sheehan and Associates, el cual lidera Spencer Sheehan. Él tiene experiencia demandando a grandes empresas, tales como Kellogg’s y Tostitos, por mencionar algunas.

En 2021, explicó su actuar: “Supongo que siempre he sido del tipo que se enfadaría, nunca me gustó que las empresas engañaran a la gente por pequeñas cantidades que serían difíciles de recuperar”.

Deja un comentario