Devaluación del peso al 50 % y quita de subsidios a tarifas: el plan de ajuste de Milei en Argentina

Publicado:

El ministro de Economía, Luis Caputo, anunció un paquete de urgencia para lograr la estabilización y reducción del gasto público.

El ministro de Economía, Luis Caputo, anunció este martes a través de un mensaje grabado los ejes de la política económica que llevará a cabo el Gobierno del presidente Javier Milei.

Caputo brindó detalles sobre la aplicación de un paquete de urgencia económica para evitar una «catástrofe», una serie de 10 medidas de estabilización y reducción del gasto público, con el objetivo de evitar una hiperinflación y recuperar el equilibrio fiscal.

Según explicó, los principales problemas económicos de Argentina son la deuda, la alta inflación, el déficit fiscal y la inestabilidad cambiaria. 

«Nuestra misión es evitar una catástrofe. Para eso tenemos que reconocer la génesis de este problema, y es el déficit fiscal. El déficit es cuando se gasta más de lo que se recauda», dijo Caputo y ejemplificó con la economía hogareña. Sin embargo, reconoció que en términos de inflación el país estará «unos meses peor que antes».    

«Es la primera vez en más de 100 años que un candidato (Milei) explica esto, la gente lo entiende y lo votan. Estamos frente a una oportunidad histórica», aseguró el ministro. Y pasó a enumerar las medidas. 

Plan de «urgencia»

1 – Una de las principales políticas tiene que ver con la cotización del dólar oficial, cuya compra seguirá restringida por el llamado ‘cepo’ cambiario. Tal como se esperaba, Caputo anunció una devaluación de la moneda local, ya que la divisa norteamericana se «sincera» a un valor de 800 pesos. Al cierre de esta jornada, el dólar se vendió a 400,50 pesos en el Banco Nación. 

2 – Además, se hará una fuerte reducción de los cargos públicos. Los ministerios que componen el Gabinete fueron reducidos a la mitad, quedando solo 9 de los 18 que existían en la gestión anterior. Lo mismo ocurre con las secretarías, que pasarán de 106 a 54.

3 – Asimismo, «todos los contratos de la administración pública que tengan menos de un año de antigüedad serán dados de baja», detalló. 

4 – Por otro lado, se iniciará un esquema de quita de subsidios a las tarifas de energía y el transporte en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). «El Estado mantiene artificialmente precios bajísimos a través de subsidios. La política siempre engaña a la gente haciéndole creer que le pone plata en el bolsillo. Pero esos subsidios se pagan con inflación», dijo Caputo.

5 – El Estado nacional no va a licitar obra pública y cancelará las que se hayan licitado y no se hayan ejecutado. «Las obras de infraestructura serán realizadas por el sector privado, ya que el Estado no tiene plata ni financiamiento para llevarlas a cabo», manifestó el titular de Economía.

6 – La transferencia de recursos de la nación a las provincias se reducirá «al mínimo». «Lamentablemente en nuestra historia reciente se han usado como moneda de cambio para intercambiar favores políticos», argumentó.

7 – Caputo también ratificó la suspensión de la pauta oficial a los medios de comunicación por un año, tal como había anunciado horas antes el vocero presidencial, Manuel Adorni.

8 – El ministro anunció el fin del Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA), un instrumento electrónico en línea que reglamenta el ingreso de mercaderías desde el exterior bajo la órbita de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). A partir de ahora, no se requerirá de la aprobación previa de licencias. «Se termina la discrecionalidad. El que quiera importar podrá hacerlo y punto», aclaró.

9 – Se duplicarán los ingresos de los programas sociales como la Asignación Universal por Hijo (AUH) y aumentará en un 50 % la Tarjeta Alimentar. 

10 – Se mantienen los planes Potenciar Trabajo y se buscará fortalecer las políticas sociales que van «directo a la gente que más lo necesita, sin intermediarios». 

«La peor herencia»

Por la mañana, Milei encabezó su segunda reunión del Gabinete Nacional en la Casa Rosada, con el objetivo de afinar los detalles de las medidas para afrontar la crisis económica que atraviesa el país y que fueron anunciadas por Caputo.

Ya en su primer discurso dirigido a la ciudadanía el domingo, tras asumir el cargo, el mandatario argentino adelantó que haría grandes recortes de gasto público, algo que ya asomó durante su campaña electoral.

Los tres casos donde la doctrina del 'shock' en América Latina apostó al éxito y perdió la partida

Según Milei, la herencia recibida es «la peor de la historia», por lo que se ha marcado como objetivo la reducción de gasto de un 5 % del Producto Interno Bruto (PIB), que se calcula en torno a 20.000 millones de dólares.

«No hay plata», fueron las contundentes palabras de su primer mensaje como presidente, en el que aseguró que no hay alternativa al ajuste sin gradualismo. En esa línea, reconoció que los primeros meses serán «muy duros», por lo que se prevé más inflación, pobreza y desempleo.

Sin embargo, aseveró que se tratará del «último mal trago» para los argentinos, antes de la ansiada «prosperidad» económica que promete su Gobierno.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Deja un comentario