“Fue una fantasía”: su madre falleció, le envió un mensaje a su celular y la respuesta se hizo viral

Una joven de 22 años de Palermo, Argentina, sufrió la pérdida de su madre hace un tiempo. Ante ello, decidió enviar un mensaje a su celular con la esperanza de que hubiese una respuesta. Al hacerlo, recibió más que ello y su historia se volvió viral.

A través de twitter, el pasado 24 de mayo la mujer dio a conocer su historia por un hilo, el cual alcanzó miles de retuits y “me gusta”, emocionando a quienes leyeron su historia.

Nunca borró sus mensajes

Milu, como es el apodo que tiene en la red social del pajarito, confesó que cuando falleció su madre, no borró los mensajes porque siempre los volvía a leer o escuchar los audios, detalla TN.

“Volvía a escuchar los audios de ella una y otra vez, a veces me calmaba oírla, otras me terminaban de destruir. Un día, por cuestiones del trabajo, ya tenía la memoria llena del celu y no me quedó otra que formatear cosas, y perdí los audios de ella“, cuenta.

Cuando murió mí mamá, jamás borre los chat, porque siempre los volvía a leer, volvía a escuchar los audios de ella una y otra vez, a veces me calmaba oírla, otras me terminaban de destruir. Un día por cuestiones del trabajo, ya tenía la memoria llena del celu

— Milu ❤️ (@miliponsh) May 24, 2022

Una voz igual a la de su madre

Angustiada por la situación, añadió el número de su celular a WhatsApp y envió un mensaje, el cual fue marcado con las dos tildes azules, es decir, alguien había recibido y leído lo que Milu mandó.

Claro, no creí que era mi mamá, sino que le dieron el número a otra persona, cosas normales que pasan. Así que, del otro lado, me contestaron ‘equivocado’. Normal. No sé por qué. La verdad, no sé qué es lo que buscaba, o quizás sí. No sé. Un milagro, un despertar de esta pesadilla de no tener mamá. Así que llame al número“, añade.

Llamó y cuando le contestaron, aseguró haber escuchado una voz muy similar a la de su madre. En consecuencia, cortó la llamada y se quebró en un llanto. Posteriormente, el mensaje que envió a WhatsApp, que era un “má, a Natalia la iban a operar de la vista“, fue contestando con un “hola, ¿cómo estás? No conozco a ninguna Natalia, debés tener el número equivocado. Mi nombre es Karina“.

Una desconocida fue su madre

Tras aquel primer intercambio de mensajes, Milu le contó sobre la muerte de su mamá, lo que daría pie a una conversación que se extendería por meses. Por ello, Karina le sugirió que si hablarle le hacía bien, que le hablara cuando lo necesitara.

Me dijo que le hable cuando quiera, que ella sabía que no era su mamá, pero que si me hacía bien a mí, que le cuente cómo estoy, lo que hago, lo que deseo, lo que siento”, añade.

Esa propuesta le hizo sentir “que era mi mamá y ella jugando a tener otra hija. Fue una fantasía, fue magia, fue más real que este mundo donde me siento sola y triste“.

Finalmente, agradeció a la mujer por el gesto que tuvo con ella: “Gracias. Porque sin saberlo, me sostuviste, me diste fuerzas, un poco de fe. Nunca viene mal dejar este mundo real por un rato. A veces, el mundo de los sueños nos ayuda a seguir. Aún estoy rota, pero con remaches en el corazón”.

Deja un comentario