INCREÍBLE: Covid-19 estaba en aguas residuales españolas ya en MARZO 2019, afirma un estudio

Se han descubierto rastros del nuevo coronavirus en las aguas residuales de Barcelona meses antes de que se informara el primer caso de la temida enfermedad en China, según un nuevo estudio de un grupo de investigadores españoles.

Los científicos del Grupo de virus entéricos de la Universidad de Barcelona detectaron la presencia del virus en muestras congeladas de las aguas residuales de la ciudad recogidas el 12 de marzo de 2019. El grupo, dirigido por Rosa Maria Pintó y Albert Bosch, estaba explorando el potencial de análisis de aguas residuales en sistemas de alerta temprana, y la prevención de futuros brotes de Covid-19, cuando hizo el descubrimiento sorpresa.

Inicialmente, el equipo había encontrado el virus en muestras fechadas el 15 de enero de 2020, unos 41 días antes del primer caso confirmado de Covid-19 en España. Decidieron verificar muestras anteriores, tomadas entre enero de 2018 y diciembre de 2019, y todas resultaron negativas «excepto la del 12 de marzo de 2019, en la que los niveles de SARS-CoV-2 fueron muy bajos pero claramente positivos», el equipo dijo en un comunicado, refiriéndose al virus por su nombre oficial.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que el virus podría haberse extendido por todo el mundo mucho antes de lo que inicialmente se pensaba.

«Barcelona recibe muchos visitantes por razones turísticas o profesionales», dijo Bosch. «Es más que probable que haya ocurrido una situación similar en otras partes del mundo».

El grupo asumió que algunos de los primeros casos de Covid-19 podrían haberse confundido con una gripe grave. Si bien el estudio,  publicado en el repositorio medRxiv, no ha sido revisado por pares hasta ahora, la revelación fue ampliamente cubierta por los medios españoles, como el diario El Mundo.

El virus se ha extendido por casi todo el mundo, infectando a más de nueve millones de personas y cobrando casi 500,000 vidas. Los científicos han planteado la hipótesis de que se originó en un mercado húmedo en la ciudad china central de Wuhan en diciembre de 2019.

El primer caso europeo confirmado del nuevo coronavirus se registró en Francia en enero de 2020. Sin embargo, varios estudios que han aparecido desde entonces lo han cuestionado. La investigación italiana también se centró en el análisis de aguas residuales y mostró que se encontraron rastros del virus en muestras de Milán y Turín que datan de mediados de diciembre de 2019.

¿Te gusta esta historia? ¡Compártelo con un amigo!

Deja un comentario