Joven asesinó a sus padres y luego quemó la casa para borrar las pruebas de su crimen en Francia

Un horrible asesinato conmocionó a un pequeño pueblo de Francia. Resulta que un joven de 15 años fue detenido mientras se investiga su participación en el crimen de sus padres y en el incendio que afectó a su vivienda.

Según creen los investigadores, el adolescente prendió fuego a su casa para borrar las evidencias del parricidio que cometió.

Ir a la siguiente nota

¿Qué se sabe del asesinato?

Los datos preliminares se remontan al lunes 27 de noviembre, cuando equipos de emergencia llegaron hasta el pueblo Châteauvilain por un llamado de incendio en un granero, cuyas llamas también quemaron una propiedad contigua.

El incendio afectó a la vivienda de los fallecidos y un granero (France Bleu)

Cuando la situación ya estaba bajo control, las autoridades comenzaron a remover los escombros, momento en que encontraron dos cadáveres «casi completamente carbonizados«, según declaró Nathalie Hermitte, fiscal a cargo del caso.

Al principio no se tenía clara la identidad de los fallecidos, pero las autopsias posteriores determinaron que los cuerpos correspondían a un matrimonio compuesto por un hombre de 58 años y una mujer de 52, los que tenían heridas de bala en su cabeza y pecho, como lo asevera France Bleu.

Las sospechas se centraron en el hijo menor

Los investigadores centraron su atención en Valentin Nurdin, el hijo menor de los fallecidos que convivía con ellos, porque testigos contaron que no lo veían desde que ocurrió el incendio. Además, el auto del padre no estaba en el lugar, por lo que supusieron que se había dado a la fuga.

Valentin Nurdin es el principal sospechoso por el asesinato de sus padres (France Info)

Recién el sábado 2 de diciembre dieron con el paradero del adolescente, previo al hallazgo del vehículo, que estaba chocado. Al asesino lo encontraron en Montpellier, a unos 300 kilómetros de distancia con de hogar incendiado.  

La prensa francesa consigna que Valentin admitió su autoría en el asesinato de sus padres, aunque todavía se desconocen cuáles habrían sido sus motivaciones.

Como se trata de un caso que contempla a un menor de edad (en Francia se alcanza la mayoría de edad a los 18 años), la investigación por los delitos de «asesinato» y «destrucción por fuego» es reservada.

Todo sobre Sucesos

Deja un comentario