La «caída» de niño prodigio chino: De estudiar un posgrado a los 13 años a negarse a trabajar y vivir de sus padres

La historia de Zhang Xinyang son de aquellas que provocan asombro —y seguramente envidia— en muchas personas. En China, cuando apenas tenía 10 años de edad, comenzó su carrera universitaria y a los 13 ingresó a un posgrado, adjudicándose mundialmente el título de «niño prodigio«.

En la actualidad tiene 28 años y las expectativas que se tenía sobre su futuro están lejos de cumplirse. Si hay quienes esperaban que hoy el joven estaría triunfando, en realidad la situación es bastante diferente.

Ir a la siguiente nota

Polémicas y la presión impuesta por sus padres

Xinyang no tenía 18 años cuando ya era estudiante del doctorado de Matemáticas Aplicadas en la Universidad de Beihang, una de las más prestigiosas del país asiático. Su futuro parecía prometedor, pero algunas polémicas entorpecieron su éxito.

Según reporta South China Morning Post, mientras era estudiante de posgrado amenazó a sus padres con que abandonaría la universidad si no le compraban un departamento que, en ese entonces, tenía un precio de 275.000 dólares (en pesos chilenos equivale a más $242 millones, según el cambio actual).

Zhang Xinyang se hizo conocido como el «niño prodigio» cuando tenía 10 años (La Nación)

«Si no tuviera mi propia casa aquí, sería como esos vagabundos. Si soy como ellos, ¿por qué mis padres quieren que obtenga un doctorado?», señaló aquel niño en una entrevista, en la que agregó que era responsabilidad de sus padres «proporcionarle un buen entorno de vida. Esperan que me quede, deberían esforzarse más por eso«.

Ante las críticas que recibió por su actitud, él se defendía diciendo que «mis padres me dieron a luz y me impusieron su sueño, con esperanza de que lograra lo que ellos querían en el pasado».

El «niño prodigio» junto a sus padres (Weibo)

«Plantaron su vida para mí, tratando de hacerme pensar que lo que me estaban llevando a hacer era lo que yo quería«, complementó, de acuerdo a La Nación.

Finalmente, los padres «compraron» el inmueble que su hijo deseaba, pero años más tarde se reveló que lo habían arrendado, mintiéndole para que él no renunciara a sus estudios.

El radical cambio de vida del «niño prodigio» chino

El doctorado lo finalizó en 2019 y luego se desempeñó como profesor universitario. Sin embargo, en el mundo laboral duró poco tiempo, pues renunció a su trabajo en 2021.

Así luce actualmente el
Así luce actualmente el «niño prodigio» chino (Weibo)

Desde entonces, no tiene un trabajo a tiempo completo, sus ahorros son mínimos y depende económicamente de sus progenitores. Según señaló, en cierta medida culpa a sus padres por su actual presente, en especial por lo que hicieron con la mentira del departamento.

«Me deben esto. El apartamento que nunca me compraron debería valer ahora más de 1,4 millones de dólares (más de 1,2 mil millones de pesos chilenos)», expresó a un medio chino.

Sobre las razones por las que no tiene una vida laboral, él las tiene claras: «No hay libertad financiera cuando se trabaja para otra persona. Al menos ahora no necesito lidiar con las actitudes de los demás”.

Todo sobre Sucesos

Deja un comentario