La familia de un hombre que quedó tetrapléjico en un accidente en España recibe solo 10 euros de la indemnización de un millón que le correspondía

La familia de un hombre que quedó tetrapléjico en un accidente en España recibe solo 10 euros de la indemnización de un millón que le correspondía

El jornalero falleció en el 2016 tras 12 años postrado en una silla de ruedas. Su viuda cobra una pensión inferior a 400 euros.

Juan Carretero Gil, un jornalero de Algodonales, en la provincia de Cádiz (sur de España), quedó tetrapléjico en el año 2004 tras un accidente de tráfico en el que su vehículo chocó contra una mula. Cuatro años después de su fallecimiento, su familia cobró este lunes solo 10 euros de la indemnización que ordenó un juez por el siniestro, que sin embargo quedó establecida en un millón de euros. 

El accidente se produjo cuando este trabajador se dirigía a Huelva a trabajar en la campaña de la fresa. Durante el trayecto su coche chocó con el animal en un accidente que le dejó postrado en una silla de ruedas el resto de su vida. El hombre pasó más de 500 días en una unidad de cuidados intensivos y acabó falleciendo en 2016, a los 66 años.

Según recoge el medio local Utreraweb, durante todo ese tiempo ni él ni su familia tuvieron acceso a la indemnización que la Justicia sentenció que les correspondía. Solamente recibieron 60.000 euros del Ministerio de Justicia en 2019, en una operación que no tenía que ver directamente con el pleito que juzgó el accidente de Carretero, sino con una compensación por el retraso de la Administración de Justicia.

La viuda cobra una pensión de menos de 400 euros

Los dos condenados al pago de la indemnización continúan sin abonarla y el Juzgado de Utrera, de quien depende este caso, hasta el momento no ha tomado ninguna decisión al respecto. Este Juzgado se encuentra colapsado desde hace años, por lo que ha sacado nuevas vacantes para contratar más personal que agilice los procesos pendientes.

Acuerdan pagar 20 millones de dólares a la familia de un afroamericano asesinado por la Policía en EE.UU.

La viuda de Carretero, Josefa, y sus tres hijos tienen una situación económica muy complicada. Ella cobra una pensión de viudedad de entre 300 y 400 euros. Por su parte, una de sus hijas trabaja como camarera en Asturias, al norte del país, mientras que los otros dos tienen empleos esporádicos. Además, el cuidado de una persona tetrapléjica durante tantos años ha generado una importante deuda a la familia.

Ahora el abogado de la familia Carretero reclama que se embargue la finca donde se encontraba la mula que provocó el choque fatal, que pertenecía al padre de uno de los condenados y que falleció hace poco tiempo, por lo que será heredada por uno de los responsables del accidente. El letrado pide rapidez a la Justicia, antes de que sea vendida.

Deja un comentario