Le dijeron que tenía una infección en el oído por una picadura y terminó recibiendo un fatal diagnóstico

Dave Whitford, de 49 años, debió ser trasladado de urgencia a un hospital de Sheffield, en Inglaterra. La razón de la emergencia se debió a unas repentinas ganas de vomitar que tuvo cuando se encontraba en el patio de su domicilio.

El hombre llegó al recinto médico un día después de presentar estas náuseas, síntoma por el cual los doctores le dijeron que tenía una infección en uno de sus oídos, la cual había sido provocada por una picadura de insecto.

No obstante, pese a este primer diagnóstico, los dolores de Dave no desaparecieron, lo que lo llevó, incluso, a tener problemas para contener el equilibrio, informa El Comercio de Perú.

El fatal diagnóstico

Así fue como los especialistas decidieron someterlo a una tomografía computarizada de su cabeza. A partir de ese instante, se descubrió que tenía una especie de bulto que con el paso del tiempo fue creciendo.

La situación del paciente fue monitoreada durante dos años. Sin embargo, todo cambió al momento en que se descubrió que tenía un tumor cerebral incurable y que le quedaba poco menos de un año de vida.

“Les tomó un mes descubrir qué tan grave era”

Tras el impactante diagnóstico, el hombre señaló que a los doctores “les tomó un mes descubrir qué tan grave era (la enfermedad) en realidad. Pensaron que podría haber sido un tumor de grado dos para empezar, pero lo examinaron y volvió como un grado cuatro”.

Dave cumplirá 50 años en mayo, pero producto de su enfermedad y la incertidumbre que hay sobre su salud, decidió adelantar la celebración, por lo que invitó a unas 60 personas, entre amigos y familiares, a festejar.

Adicionalmente, se creó una cuenta en GoFundMe para recolectar fondos en ayuda del paciente, quien ahora debe lidiar con los efectos secundarios de los tratamientos médicos.

Deja un comentario