Llevó un mapache a un bar, la arrestaron y terminaron sacrificando al animal: Podría pasar 2 años en prisión

Erin Christensen, de 38 años, podría pasar dos años en la cárcel por un inédito hecho que tuvo repercusión en la zona de Dakota del Norte, en Estados Unidos. 

Todo comenzó el pasado 6 de septiembre, una vez que la mujer, que vive en la ciudad de Maddock, llevara un mapache salvaje a las dependencias de un bar. A raíz de lo anterior, fue detenida por efectivos policiales. 

En este contexto, las autoridades, incluso, emitieron una advertencia debido a la posibilidad de rabia presente en el animal, lo que alertó a la comunidad.

Los cargos contra la mujer

En el marco de las diligencias, Christensen, que deberá comparecer ante la corte el próximo lunes, quedó con diversos cargos en su contra y podría llegar a pasar dos años tras las rejas.

Cabe señalar que la imputada está siendo acusada de entregar información falsa a la policía y de manipular evidencia. En tanto, también se le acusa de posesión ilegal de animales de pelaje, informa El Heraldo de México.

No obstante, tendría que pagar una suma que llegaría a los 7.500 dólares (poco más de 7 millones de pesos chilenos) por su actuar.

¿Qué dijo la imputada?

Christensen explicó que su familia halló al mapache hace unos tres meses y que decidieron llamarlo Rocky. En esta línea, según su relato, ella y su círculo cercano estaban al cuidado del animal y pretendían devolverlo a su lugar de origen.

Pero eso no pudo concretarse, ya que, tras ser detenida, el mapache fue sacrificado por las autoridades y se le realizaron unas pruebas para determinar si tenía rabia.

Deja un comentario