México: Deja su cargo el jefe de Policía de Quintana Roo tras la represión a balazos contra feministas

México: Deja su cargo el jefe de Policía de Quintana Roo tras la represión a balazos contra feministas

El gobernador del estado, Carlos Joaquín González, ha condenado la violencia contra las mujeres.

El secretario de Seguridad Pública del estado mexicano de Quintana Roo, Jesús Alberto Capella Ibarra, ha dejado su cargo después de que se desatara un escándalo por la represión a balazos contra un grupo de mujeres que protestaba contra los femicidios en Cancún.

Al respecto, el gobernador del estado, Carlos Joaquín González, condenó la violencia contra las mujeres y ofreció una disculpa pública «por la incompetencia de los policías que no acataron sus indicaciones» de no actuar contra los manifestantes. Además, confirmó en un mensaje en redes sociales que aceptó la solicitud de separación del cargo del jefe de la Policía.

«He tomado la decisión de aceptar la solicitud de separación del cargo de Alberto Capella, secretario de Seguridad Pública del estado, mientras que la Fiscalía y la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública terminan la investigación profunda para determinar a los responsables», señaló González.

La inédita y violenta represión ocurrió el lunes por la noche frente al Palacio Municipal de Cancún, cuando una multitud protestaba por el asesinato de Bianca Alejandrina Lorenzana, una joven de 20 años. La joven desapareció el sábado y al día siguiente fue encontrada muerta. La habían descuartizado y tirado en una bolsa de plástico.

Crece la conmoción en México por la represión policial a balazos contra las mujeres que protestaban por los femicidios en Cancún

Organizaciones feministas convocaron de inmediato a una manifestación, pero fueron sorprendidas con la llegada de policías municipales que las empezaron a perseguir y a insultar mientras disparaban armas de largo alcance. Antes, ya les habían tirado balas de goma.

«Tenemos que asegurarnos que esto no vuelva a suceder y que los ciudadanos se puedan manifestar de manera libre y segura», agregó el mandatario estatal.

El escándalo también llamó la atención del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien exigió que se realice una pronta investigación y se evite la impunidad de los responsables. El presidente mexicano también advirtió que es más que evidente que las fuerzas de Seguridad no pueden disparar durante las manifestaciones.

Deja un comentario