Misterio en Brasil por el hallazgo de una familia completa asesinada

La matanza de varios miembros de una misma familia en Brasilia, algunos hallados carbonizados, se volvió aún más misteriosa con el hallazgo de tres nuevos cadáveres que elevaron el total a diez, en un caso que conmociona a la capital brasileña.

Los cuerpos, “dos de sexo femenino y uno masculino”, fueron encontrados en la madrugada del martes en una “fosa” en Planaltina, en el Distrito Federal, informó la policía civil de Brasilia en un comunicado.

El hallazgo eleva a diez el total de muertes presuntamente relacionadas con la matanza de la familia: el mismo número de personas inicialmente reportadas como desaparecidas.

Una de las dos mujeres halladas recientemente es una adolescente, indicaron medios locales.

Según detalló la policía, un hombre fue identificado este martes como el esposo de la mujer y padre de los tres niños de entre seis y siete años cuyos restos fueron hallados la semana pasada, carbonizados, en un vehículo propiedad de la familia, en los vecinos estados de Goias y Minas Gerais.

Otros tres cuerpos hallados en la semana han sido relacionados con el caso: dos quemados en otro auto de la familia, y otro enterrado y descuartizado en una vivienda ubicada en Planaltina donde los investigadores creen que algunos de los desaparecidos estuvieron en cautiverio.

De los 10 cuerpos, seis han sido plenamente identificados como miembros de la familia hasta el momento.

Por el misterioso caso, tres hombres han sido detenidos bajo sospecha de haber participado en los crímenes, mientras que otro sigue prófugo.

La policía había recibido inicialmente la denuncia de la desaparición de ocho personas de una misma familia.

Tras el hallazgo de los seis cadáveres carbonizados, la investigación apuntó inicialmente, con base en el testimonio de uno de los detenidos, al padre y abuelo paterno de los niños como presuntos autores del crimen.

Según la policía, “la finalidad era robar objetos de valor de las víctimas”.

Los supuestos asesinos “habrían recibido 100.000 reales (unos 19.000 dólares) por la práctica criminal”.

Deja un comentario