La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó evitar el saludo con el codo, y propuso llevarse la mano al corazón y respetar la distancia de seguridad de 1.5 metros como nueva forma de saludar para evitar la propagación del COVID-19.

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, desaconsejó hace unos días este saludo para cumplir con el distanciamiento social y propuso una alternativa: «Los codos nos colocan a menos de un metro de distancia de la otra persona. Lo mejor es que nos llevemos la mano al corazón», explicó. También afirmó que el choque de codos es un saludo «de mal gusto» y «antihigiénico», que no respeta el distanciamiento social.

Un estudio en India publicado en la revista Physics of Fluids sostuvo que es mejor no saludar con el codo ni toser sobre él. La investigación también indicó que siempre es mejor saludar con mascarilla y reveló que si se tose en el codo descubierto, en lugar de sobre una prenda de ropa, no se evita la propagación del COVID-19.

La investigación, dirigida por una científica de la Organización de Investigación Espacial de la India, explicó que, si se tose sobre el codo cubierto, el virus sí se detiene, pero no si se hace directamente sobre la piel. Para llegar a esta conclusión los investigadores usaron ‘imágenes schlieren’, una técnica que fotografía la variación en la densidad de un fluido, con el objetivo de rastrear el campo de dispersión de las partículas expulsadas al estornudar con diferentes maneras de cubrir la boca.

Así, observaron que las mascarillas quirúrgicas desechables redujeron el campo de propagación entre 50 centímetros y 1.5 metros, mientras que las partículas con la boca descubierta llegaron hasta los 3 metros de distancia.



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *