Se apretó la nariz y cerró la boca: Hombre terminó perforándose la tráquea al aguantar un estornudo

Un paciente de 30 años fue trasladado con fuertes dolores hasta un hospital de la zona de Ninewells, en la ciudad de Dundee, Escocia, luego de haberse aguantado un estornudo.

El hombre, que padece de rinitis alérgica, presentó un intenso dolor en el cuello luego de un episodio de estornudos, los cuales evitó apretándose la nariz y cerrando la boca.

Ir a la siguiente nota

Se perforó la tráquea tras aguantar un estornudo

Haber evitado ese estornudo provocó que el hombre sufriera una perforación en su tráquea de 2 milímetros.

«Reportamos una perforación traqueal después de un estornudo que, hasta donde sabemos, no se ha reportado antes«, indicaron los especialistas en la exposición del caso clínico, el cual fue documentado en la revista médica BMJ Case Reports. 

Los médicos explicaron que si se cierra la boca y se tapa la nariz durante un estornudo, la presión en las vías respiratorias puede aumentar hasta 20 veces.

Radiografía de la perforación de la tráquea del paciente (BMJ)

«Una rápida acumulación de presión»

El hecho ocurrió mientras el afectado iba conduciendo un automóvil, y cuando llegó al hospital permaneció 48 horas en observación, donde no requirió ninguna intervención adicional.

Posteriormente, se le dieron analgésicos y un tratamiento para la rinitis alérgica que padece. También se le recomendó evitar las actividades físicas extenuantes durante dos semanas y no volver a taparse la nariz para frenar un estornudo.

«Sospechamos que la tráquea se perforó debido a una rápida acumulación de presión en la tráquea, al estornudar con la nariz tapada y la boca cerrada», detallaron los médicos.

Cinco semanas después del incidente, los exámenes revelaron que el paciente no quedó con desgarro traqueal ni ninguna anomalía en la zona.

No es una buena idea evitar los estornudos

Los estornudos son un mecanismo natural del cuerpo para expulsar los irritantes de las fosas nasales y no se deben frenar, ya que esto podría dañar otras partes del cuerpo, como los ojos, oídos y vasos sanguíneos.

Asimismo, especialistas han reportado casos de graves consecuencias para la salud de quienes evitan estornudar, como casos de aneurisma cerebral, rotura de garganta y colapso pulmonar.

Todo sobre Sucesos

Deja un comentario