«Todo lo que me importaba era cómo conseguir mi próxima dosis»: La drástica transformación que experimentó un adicto a la heroína al dejar las drogas

«Todo lo que me importaba era cómo conseguir mi próxima dosis»: La drástica transformación que experimentó un adicto a la heroína al dejar las drogas

El estadounidense Hunter Shepard empezó a consumir cuando tenía solo 12 años y a los 16 ya había probado la heroína.

Un estadounidense experimentó una impresionante transformación después que superó su adicción a la heroína, que duró 10 años. Metro publicó la historia de Hunter Shepard, de Parkersburg (Virginia Occidental), quien no solo logró retomar su vida, sino proponerle matrimonio a una mujer, a la que conoció en un grupo de rehabilitación y con la que ahora está esperando un bebé.

El cambio es notable no solo en el estilo de vida de Shepard, sino también en sus fotos. En las imágenes tomadas en los tiempos de su adicción se pueden observar manchas rojas que cubrían su cuerpo, mientras que las instantáneas de hoy muestran a un hombre saludable y feliz.

Shepard relató que se hizo adicto cuando tenía 12 años y que a los 16 ya había probado la heroína. «Empecé a robar en mi propia casa para financiar mi adicción a las drogas», dijo, y admitió que luego «lo echaron de la escuela y terminó pasando dos años y medio de su vida en la cárcel». En los años siguientes probó también metanfetamina, LSD y ketamina y estuvo en rehabilitación cinco veces, pero siempre regresaba a las drogas.

«No me importaba cómo, todo lo que me interesaba era conseguir mi próxima dosis. Hubo tiempos en los cuales viví en un coche e irrumpía en las casas de la gente para robar cosas y así poder comprar más drogas», dijo.

El 21 de febrero del 2018, el estadounidense se dirigió a una clínica de rehabilitación y desde entonces está ‘limpio’. Meses después se mudó a Yuma (Arizona), donde empezó una nueva vida y se unió a un grupo de rehabilitación en Facebook. Allí conoció a Kyra Dawson, de Loughton (Essex, Reino Unido), que superaba su adicción al alcoholismo. Iniciaron una relación y dos años después Shepard decidió proponerle matrimonio. Ahora la pareja está esperando un bebé.

El hombre, que también tiene una hija, trabaja hoy en la rehabilitación de adictos. «Tengo la vida más hermosa y amo a la gente a la que tengo en mi vida», afirmó.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Deja un comentario