Video muestra a conductora arrasando con hospital en Brasil: Se enfureció por la tardía atención a su hermana

¿Qué pasó? 

Un insólito hecho se vivió la tarde del miércoles en Río de Janeiro, Brasil, luego que una mujer irrumpiera intencionalmente con su vehículo en un hospital, furiosa por la tardía atención médica hacia su hermana.

El episodio fue registrado en una cámara de seguridad del recinto, en el que se ve al automóvil ingresar a Sala de Urgencias, arrasando con la puerta de vidrio y generando el temor de los presentes. 

Ir a la siguiente nota

Revisa el video

Mujer se quejó de la mala atención hacia su hermana

De acuerdo a lo consignado por G1, la mujer había llevado a su hermana a ese mismo hospital al mediodía, a causa de una lesión en la rodilla, sin embargo, cerca de las 15:00 horas, volvió a sentir malestar.

«Volvió a llamar a SAMU y este le dijo: ‘Mira, estamos en otro servicio y pronto iremos a buscar a tu hermana'», explicó el delegado responsable del caso, Michel Floroschk.

La respuesta del recinto médico no agradó a la mujer, quien, desesperada, decidió no aguardar la aparición de la ambulancia y transportó por sus propios medios a la afectada.

Según el citado medio, en el trayecto se vivió otro momento particular, ya que la conductora llevó a su hermana recostada en el baúl del auto, ya que esta padece obesidad.

Incluso, de camino al hospital, avanzó con la puerta del maletero abierto, al igual que cuando llegó hasta el centro asistencial. 

La irrupción en el hospital

El vehículo se detuvo frente al hospital, permaneció allí algunos segundos y luego avanzó, rompiendo todo a su paso. 

La puerta de vidrio se rompió en mil pedazos y, luego, avanzó más de 10 metros dentro de la unidad, casi golpeando a los pacientes y al personal que se encontraban en su interior.

Posteriormente, la conductora bajó nerviosa, quejándose del servicio y gritando, hecho que también quedó registrado en un video que grabó un testigo.

Posteriormente, fue detenida por daños calificados y conducción temeraria, pero, tras pagar una fianza, quedó en libertad condicional

Deja un comentario