FENOMENO “LA NIÑA” GENERA AUNSENCIA DE LLUVIAS Y ESCASEZ  DE AGUA POR TRES AÑOS CONSECUTIVOS EN SIERRA NORTE

RCR, 23 de noviembre de 2022.- Especialistas en temas hídricos y problemas que enfrenta el desarrollo agrícola, enfatizaron en que la escasez de agua que se registra en algunas regiones, especialmente en la Sierra Norte del país, entre ellas Ancash, La Libertad, Lambayeque, Tumbes, Piura, Cajamarca y Amazonas, es provocado por el Fenómeno de “La Niña”, evento climático que genera la ausencia de lluvias.

Al respecto, Patricio Valderrama Murillo, doctor en Ciencias de la Tierra y expresidente ejecutivo del SENAMHI, señaló que las autoridades deben tomar medidas para cuidar el recurso hídrico y evitar una mayor afectación a la agricultura y al consumo del agua de la población.

Explicó que este fenómeno se produce por la Corriente de Humboldt. “Es una corriente grande que viene desde el Polo Sur y con agua super fría. Lo particular de esto es que ya serían tres años que estamos en una fase de La Niña. Estudios recientes han demostrado que tal como El Niño tiene efectos, La Niña también lo tiene”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Remarcó que, en Áncash, La Libertad, Lambayeque, Tumbes, Piura, Cajamarca, Amazonas las lluvias se siguen retrasando y comenzando a escasear. “Nuestra preocupación es que después de tres años que no tenemos suficiente lluvia, este año vamos a tener el mismo escenario”, señaló.

En el Perú llueve de noviembre a marzo o abril. Si no llueve lo suficiente en esta temporada como para llenar las represas se puede comprometer el recurso hídrico, sostuvo. Si no cuidamos el recurso hídrico, puede que en algún momento de este verano tengamos una severa escasez, subrayó.

PREVISIONES

La subdirectora de Predicción Climática del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), Grinia Avalos, también manifestó su preocupación por los problemas que puede ocasionar “La Niña” y señaló que han comunicado a las autoridades para que tomen decisiones a fin de prever sequías en perjuicio de la agricultura.

Sostuvo que el comité multisectorial del Estudio Nacional del Fenómeno de El Niño (ENFEN), ha señalado en un comunicado que La Niña tendrá efecto en las temperaturas del aire en la zona costera, pero (también) el (océano) Pacífico central se mantiene frío por tercer año consecutivo y esta es la condición que está modulando las deficiencias en gran parte de la región andina, indicó.

“Estamos terminando de elaborar un informe técnico con toda la información recabada de nuestros puntos de observación a nivel nacional, para registrar las deficiencias (falta de lluvias) en la Sierra norte que se acentuaron en octubre y los primeros días de noviembre, principalmente en zonas de Cajamarca, Áncash, Piura, La Libertad, (y también) la sierra de Lima. “En la Sierra central y en el Sur viene siendo mucho más intensa y sistemática”, afirmó.

Señaló que tienen estaciones en Puno, por ejemplo, que reportan hasta 25 y 30 días consecutivos sin lluvias. “Estas deficiencias que se han manifestado en diferentes intensidades a lo largo de la Cordillera de los Andes todavía van a mantenerse en noviembre y estamos previendo que recién en la primera semana de diciembre podrían regularizarse las lluvias”, expresó.

“En el último comunicado de ENFEN (se da cuenta) sobre la extensión de esta anomalía en el Pacífico ecuatorial central, que nos viene acompañando desde el 2020 inclusive. Por tanto, es la condición clave que está modulando estás deficiencias en las lluvias en gran parte de la región andina”, apuntó.

30 AÑOS DE CRISIS

En tanto, Huber Valdivia Pinto, experto en temas agrarios y exviceministro de agricultura, dio un enfoque más amplio, más allá de factores climáticos y escasez del agua y dijo que la agricultura peruana se encuentra en crisis desde hace más de 30 años, debido a que el Estado solo destina 1.7% del presupuesto público al sector. Señaló que se requiere desarrollo territorial, un plan de extensión agrícola y el impulso de los proyectos hidráulicos que están pendientes de ejecutar desde hace 50 años.

Si seguimos esa tendencia va a ser difícil que el agro tenga un avance tecnológico. “En el Colegio de Ingenieros me refería a cuatro enfoques: desarrollo territorial, un plan de extensión agrícola, la agrícola 4.0 y la generación de empleo desarrollando proyectos hidráulicos pendientes desde hace 50 años”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Remarcó que los problemas del agro vienen de hace más de 30 años y son los mismos: minifundios, falta de crédito, falta tecnología, uso ineficiente del agua, cultivos equivocados en zonas que no son aptas. “La pobreza sigue campeando en el agro, hay un éxodo a la ciudad, casi el 85% de la población nacional vive en la urbe y no hay ningún incentivo para los jóvenes en el campo. Nos preguntamos cuál es el rol del Estado”, indicó.

Deja un comentario