INIA DESARROLLA MÁS DE 30 VARIEDADES DE LEGUMINOSAS DE ALTA CALIDAD EN BENEFICIO DE CULTIVOS DE 140 MIL FAMILIAS DE AGRICULTORES

INIA DESARROLLA MÁS DE 30 VARIEDADES DE LEGUMINOSAS DE ALTA CALIDAD EN BENEFICIO DE CULTIVOS DE 140 MIL FAMILIAS DE AGRICULTORES

RCR, 11 de Febrero 2021 .-  Eladio Cantoral, especialista de leguminosas del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), destacó que ese organismo ha desarrollado desde el 2000 más de 30 variedades de leguminosas de alta calidad, permitiendo que aproximadamente 140 mil familias de agricultores mejoren la calidad y competitividad de la producción de frijoles, pallares, garbanzos, arvejas, habas y ñuña.

“INIA ha estado realizando los trabajos de investigación en leguminosas de grano, tanto en frijol como en habas y otras, en la Costa, Sierra y Selva. En los últimos 20 años se han liberado más de 30 variedades que tienen impacto en cada zona. Conocemos que las variedades de leguminosas de granos son importantes porque proveen proteínas de 28% y vitaminas de complejo B, además de minerales como hierro, fosforo, potasio, calcio, magnesio y yodo”, dijo.

Explicó, además, en declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), que las leguminosas proveen de fibra que es buena para la alimentación humana. “Eso es muy bueno también para los productores, porque facilita la fijación de nitrógeno atmosférico en simbiosis con una bacteria y eso permite llevar una agricultura orgánica y permite una rotación adecuada con otros cultivos. Desde el año 2000 en frijoles nomás se han liberado de 20 variedades y más de 30 variedades en leguminosas”, afirmó.

“En habas se ha estado trabajando en la estación experimental Andenes, en la sierra sur, Cusco, Puno y Arequipa. Por ejemplo, Camaná produce el frijol camanejo. En la costa mayormente es frijol, pallar y garbanzo. En la sierra prevalecen las habas, la ñuña y la arveja.

Son cultivos que prevalecen en cada región. Los agricultores usan asociando estos cultivos con los cultivos de exportación, pero los pequeños agricultores de la sierra manejan los frijoles, las arvejas, la ñuña y las habas”, expresó.

Informó que los Estados Unidos, Reino Unido, Bolivia y Ecuador son países a los que se está exportando leguminosas. “La capacitación es importante para los productores, para que los agricultores mejoren sus tecnologías de manejo de cultivo y van incorporando las nuevas variedades generadas. Estos podrían darle mejor productividad y mejorar sus ingresos familiares”, precisó.

“Es rentable cuando nosotros conducimos los cultivos en la costa, sobre todo en frijoles, para la exportación y al mercado nacional, sí cubre los gastos y dejan utilidades. En la sierra también está generando rentabilidad en los productores. En Camaná el frijol camanejo es bastante aceptado en el mercado nacional por su calidad culinaria, pero tiene algunas desventajas. Por  ejemplo, su periodo vegetativo es largo y es susceptible a plagas, sobre todo a la roya.

Además, el mercado externo acepta más a los frijoles canarios de color amarillos intensos, cuando son opacos como el camanejo la demanda es menor”, subrayó.

Anunció también que en la estación experimental Donoso de Huaral se ha trabajado desde el 2003 hasta el año pasado un material alternativo que va a suplir las deficiencias que tiene el frijol camanejo. “Es más precoz y es resistente al virus y a la roya, además ganado más color y eso podría ser útil para la exportación. Actualmente contamos con cerca de una tonelada de semilla que está disponible para iniciar la campaña de este año, la campaña de frijoles inicia en abril hasta julio. La estación va a hacer las gestiones y convenios con agencias agrarias para incrementar esta semilla y difundir esta nueva variedad”, precisó.

Ver entrevista ….

Deja un comentario