Más de tres mil trabajadores pierden sus empleos por paralización de Las Bambas

Edwin Ramos Luna, secretario general del Sindicato Único de la Empresa Minera Las Bambas, señaló que más de tres mil trabajadores de empresas contratistas han perdido sus empleos por el conflicto social, que mantiene paralizado por más de 50 días a Las Bambas, en Apurímac. Precisó que los trabajadores y sus familias han iniciado una serie de marchas en Lima, Cusco y Arequipa exigiendo al Gobierno una pronta solución al problema.

“Ya van casi tres mil trabajadores de contratistas que se están desvinculando laboralmente de sus empleadores. También hay varias decenas de trabajadores directos que laboran en la empresa y que están en un tema de suspensión perfecta de labores. Esta situación ya está empezando a pasar para factura en varios escenarios, económicos, laborales y a la vez están llevando también a estos compañeros a formar parte del índice de los desempleados y de aquí a un tiempo parte del índice de la pobreza también”, dijo.

Explicó que los trabajadores directos, que han pasado a la suspensión perfecta de labores por la empresa, han dejado de percibir todo tipo de ingresos. “Si esto continúa por un espacio de tres meses, vienen los ceses colectivos y eso sería bastante lamentable”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló, además, que el Estado deja de percibir 5.2 millones de soles por cada día que viene siendo paralizada Las Bambas. “En la actualidad estaríamos hablando de más de 220 millones, que es una afectación económica tremenda que va a repercutir el próximo año en el tema de las regalías y el canon minero”, expresó.

“Hemos sido respetuosos en todo este tiempo, desde cuando se inició esta problemática de las demandas o inclusive exigimos que el Estado genere espacios para absolver las demandas y verificar el cumplimiento de la empresa. Ha pasado el tiempo y hemos visto también la intransigencia de la parte demandante para resolver”, afirmó.

Remarcó que los trabajadores no pueden seguir perjudicándose de esta manera y el Estado tampoco puede contemplar esa situación sin hacer nada. “Hoy día marcharemos toda la familia de Las Bambas, nuestros hijos y las esposas a nivel nacional de los hermanos contratistas y trabajadores directos”, manifestó.

“Tenemos el apoyo confirmado de otras unidades mineras, porque lamentablemente estos escenarios se están haciendo muy continuo. Hace dos meses fue Cuajone, ahora es Las Bambas. Ayer amaneció incendiado otro campamento minero de un proyecto Los Chancas y creo que es momento que el Estado tomé las riendas y se ejerza el principio de autoridad y se ejerza el Estado de Derecho”, aseveró.

Demandas de comunidades no son claras

También informó que el miércoles los trabajadores han tenido una reunión con el premier Aníbal Torres, quien les ha manifestado que hasta el momento no han sido claras las demandas de las comunidades. “Las versiones han ido variando, desde el cumplimiento de compromisos hasta de terminar queriendo ser accionistas. Todo esto nos lleva a nosotros a pedir tajantemente al Estado que ejerza el Estado de Derecho”, precisó.

“Ayer conversábamos con el premier y esperemos que en estos días se trate de buscar una solución definitiva. Ha quedado postergado un plantón que teníamos planificado donde los compañeros están dispuestos a tomar ciertas medidas con tal de ser escuchados. Esperemos que el día de hoy en nuestras autoridades escuchen el clamor de esta clase trabajadora formal, que contribuyen también con sus impuestos y puedan tomar acciones inmediatas”, declaró.

Respecto a la intransigencia de las comunidades, dijo que todos tenemos los mismos derechos y las leyes son para todos. “No se puede seguir afectando el derecho fundamental de los trabajadores a un trabajo digno y ello es el tenor de nuestra marcha. Vamos a salir a las calles en Cusco, Arequipa y Lima exigiendo que se imponga el Estado de Derecho, que se ejerza el orden social, que impere la paz social”, apuntó.

“Escenarios anteriores nos han mostrado que también hay intereses propios de profesionales, que bajo las acciones que realizan no dan merito su profesión. Hay intereses detrás de toda esta situación y lamentablemente están manipulando la situación y las condiciones. Nosotros también en algún momento nos hemos puesto a pensar qué intereses hay detrás de todo esto, de agudizar la situación”, observó.

Indicó que hay una cierta responsabilidad del Estado de velar por todos en general. “De repente no imponer la violencia y también no celebramos estos actos, pero qué pasa cuando es demasiada intransigente esta situación. Ya estamos viendo los perjuicios hacia las hacia los empresarios locales, los micro comerciantes que también se ven beneficiados con esta actividad y los trabajadores”, anotó.

“Hoy iniciamos en el Campo de Marte, en Cusco en la plaza Túpac Amaru II, en Arequipa en la plaza España. Las 9 de la mañana es la hora de concentración y saldremos a hacer nuestra marca pacífica. En Lima la idea es salir del Campo de Marte y llegar a la plaza San Martín, después de hacer un recorrido por el Congreso, que hasta el momento no ha salido manifestarse en buscar soluciones a este conflicto. Es necesario hacer un llamado a la reflexión a las comunidades, porque aquí pierden todos, pierde el Perú y pierden las comunidades. Debemos seguir buscando el progreso del Perú”, subrayó.

Deja un comentario