GOBIERNO DESPERDICIO OPORTUNIDAD PARA CAPTAR MILES DE MILLONES DE DOLARES EN INVERSIONES MINERAS

RCR, 03 de septiembre de 2020.- El economista Fernando Castillo Torres, especialista en manejo de conflictos sociales, lamentó que el Gobierno haya desperdiciado miles de millones de dólares en inversiones mineras que hubieran servido para solucionar la crisis sanitaria y económica que azota al país. Advirtió que en pocas décadas el cobre y el petróleo, cuya explotación ha sufrido paralizaciones por motivos políticos y sociales, perderán su valor en el mercado mundial, porque serán sustituidos por otros recursos industriales y tecnológicos.

“Hace unas semanas puede escuchar en RCR las declaraciones de Óscar Gonzales Rocha (presidente ejecutivo de Southern Perú Copper) y me sentí bastante preocupado de como mi país puede desperdiciar un proyecto de inversión tan grande. Y es que el grupo Southern no solo tiene concesionado Michiquillay, tiene el proyecto Chancas, la ampliación de Toquepala, la ampliación de Cuajone, está también Tía María y una central hidroeléctrica en Ocoña”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Destacó que esos proyectos en volumen bordean los 10,000 millones de dólares de inversión fresca. “Como estos proyectos ya están caminando, la compañía tenía previsto montar una refinería que eran 2,500 millones de dólares más. Estamos hablando de 12,500 millones de dólares de inversión que se han dejado escapar, porque el grupo necesitaba la garantía de que Tía María se desarrollara para que la refinería se eche a andar y los demás proyectos se aceleren porque se iba a necesitar materia prima para que esos proyectos operen”, dijo.

Señaló que no estamos viendo la tendencia de que el cobre deje de ser el mineral que hoy es requerido por el mundo, ya de por sí algunos elementos que usan el cobre han ido encontrando sustitutos. “Debemos de apurarnos en sacar el cobre, porque en cuatro décadas por mejoras tecnológicas y sustitución de minerales vamos a tener dificultades. Ya nos está pasando con el petróleo, que está en un precio que ya no es comercial. Estados Unidos ya está produciendo entre 10 y 12 millones de barriles de petróleo, Arabia Saudita también y los rusos ya han salido a ‘botar’ el petróleo”, enfatizó.

“Europa y el gobierno inglés han decidido que el 2040 ya no va  a haber una matriz energética basada en el diesel y eso significa que va a bajar la demanda del petróleo. Esto ha obligado a países a deshacerse de su petróleo por el surgimiento de nuevos combustibles. Si esto está sucediendo en el mundo, debemos ver que vamos a hacer con nuestro petróleo en la selva, porque no vamos a poder convertirlo en moneda para resolver los problemas del país. No basta ver a las actividades extractivas con unos titulares periodísticos, hay que mirar que está sucediendo en el mundo”, agregó.

Conflictos

Respecto a la proliferación de conflictos sociales, Castillo Torres dijo que no debemos perder de vista que estamos ad porta del inicio de una campaña electoral que va a elegir al nuevo presidente de la República y a congresistas. “Esto repercute en los lugares donde se realiza actividades extractivas en general. Tenemos una participación muy activa de ONG’s, que tienen agenda en derecho indígena, ambiental, consulta previa y situaciones vinculadas con actividades mineras”, manifestó.

“Si a esto le agregamos la pandemia y la situación que del Perú con el COVID es mucho más dramático. Las compañías mineras no solo han enfrentado las situaciones vinculadas con el relacionamiento comunitario, sino la falta de capacidad del Gobierno para asumir las las necesidades de las poblaciones. Estamos viendo que se está depositando en las compañías mineras, más allá de su compromiso de responsabilidad social, la atención de la falta de camas, de oxígeno, de equipos y de médicos”, subrayó.

Expresó que la poca capacidad del sector salud para atender esta situación ha ubicado al Perú como el primer país en el mundo en ratio de muertos por millón. “En pocos días, vamos a alcanzar los 1,000 muertos por millón. Hemos empezado ligeramente un descenso que esperamos pueda mantenerse, pero países como Sudáfrica, México, Colombia y Chile están en franca caída (en contagios y fallecimiento). Yo estimo que hasta diciembre vamos a superar el millón de contagiados, cifra muy lamentable que también se va a trasladar a zonas de operación minera, donde la población tiene el temor de ser contagiada y lo primero que ve es una compañía minera a la que solicita apoyo sanitario”, dijo.

Estado lejano

Castillo sostuvo que el Estado siempre ha estado lejos, pero ahora está mucho más. “Hace pocos días salió un ratio de ejecución presupuestaria de los recursos asignados para esta pandemia, apenas 17% se ha ejecutado y esto se repite en todo el país. La situación de los lotes petroleros que están en la selva es pasmosa. La verdad es que ver después de cinco años que recién se ha aprobado un decreto de cierre de brechas cuando las estaciones cuentan con acuerdos cerrados con el Gobierno desde hace cinco años”, precisó.

“Hoy no solo tenemos un Estado que es más lento, tenemos un Estado despreocupado, sin planeamiento, sin un norte, sin tener claro que va a hacer. Estamos asistiendo a una renuncia anticipada del Gobierno para simplemente entregar el mandato el 28 de julio del 2021 a quien resulte ganador de las elecciones venideras. Sin embargo, queda aún 11 meses por trabajar y no debemos desaprovechar esa oportunidad. Hay que hacer un llamado para que el Gobierno no deje de cumplir ese rol al cual está renunciando por la poca capacidad que tienen sus actores principales”, apuntó.

Mencionó que hace poco el presidente anunció que los principales proyectos que el país va a implementar van a desarrollarse por convenios de Gobierno a Gobierno. “Estas obras las debe hacer el Gobierno, porque el canon de Antamina está en el Estadio de Chimbote, no están en Wari, la localidad donde se desarrolla la actividad. Los recursos que ha generado la minería en Cajamarca están en el coliseo de la ciudad, no están, por ejemplo, en el distrito de La Encañada. Los recursos que ha recibido el gobierno regional del Cusco por el Gas de Camisea tampoco están en la zona del Bajo Urubamba se encuentran en obras vinculadas a las grandes urbes. Los recursos del canon y de regalías no están en las zonas rurales donde se necesita mucho desarrollo”, observó.

El Gobierno no debe seguir transfiriendo recursos a los gobiernos regionales como hasta ahora lo hizo, porque siempre va a suceder lo mismo. Se gestiona plazas docentes para los lugares más alejados vinculados a proyectos extractivos, pero cuando se transfiere a los gobiernos regionales se ejecutan en las ciudades con mayor población. La realidad nos lleva a que estas obras van a tener que ser realizadas por el gobierno nacional para que lleguen a los puntos donde existen problemas vinculados a la poca presencia del Estado. El proceso de descentralización no nos ha ayudado”, apuntó.

Señaló también que el Perú va a tener dificultades en competitividad minera cuando Chile, que está muy avanzado en energías renovables, mejore su oferta, porque el inversionista difícilmente va a venir acá. “Ecuador ha superado los 1,000 millones de dólares en exploraciones y nosotros no llegamos ni a 300, siendo mucho más ricos que nuestro vecino del norte. Hace 30 años nosotros producíamos más petróleo que Colombia y hoy en día Colombia extrae entre 900 mil y un millón de barriles de petróleo por día y el Perú no llega a 50 mil.

“Ahora estamos en la prédica de una minería con rostro social, la pregunta es ¿qué proyecto de inversión minera formal opera sin el consentimiento de las comunidades y sin una aprobación social? ¿Hay algún proyecto cuyos inversionistas se instalaron sin acuerdos sociales y beneficios directos con las comunidades? Es preciso que el gobierno centre sus esfuerzos en una gestión fructífera y no perder el tiempo en inventar narrativas que no conducen a nada”, indicó.

Ver entrevista…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *