CONFIEP A DISPOSICIÓN DEL GOBIERNO PARA APOYAR REACTIVACIÓN ECONÓMICA Y LUCHA CONTRA EL COVID-19

RCR, 11 de junio de 2020.- María Isabel León, presidenta de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), anunció que el gremio empresarial se ha puesto a disposición del Gobierno para reactivar la economía del país de manera efectiva y ayudar en la gestión de lucha contra la pandemia del COVID-19.

“Le hemos dicho al Gobierno que el sector privado con toda su fortaleza, toda su experiencia y todo su conocimiento se pone a disposición. Ellos tienen que permitir de manera abierta que el sector privado pueda contribuir. El Estado lo formamos todos, no solo lo forma el Gobierno, lo formamos también los empresarios y las personas de a pie, y todos tenemos que contribuir para sacar a nuestro país adelante”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Precisó que el sector privado ha solicitado al Gobierno una participación amplia en la planificación de la apertura de la economía del país. “Ya estamos viviendo una depresión y tenemos una perspectiva de crecimiento muy negativa, mucho peor que otros países de la región por la fuerza de la cuarentena que hemos tenido que soportar, y ya es tiempo de trabajar juntos y reactivar la economía para que muchas personas puedan recuperar su trabajo y el país pueda recuperar su fortaleza y fiscal que ha tenido en los últimos años”, resaltó.

“Hemos planteado que las actividades económicas del sector formal se puedan reactivar de una manera abierta, porque el sector informal ya está activado, con el cumplimiento de los protocolos de salud establecidos por el Ministerio de Salud, con el aforo más reducido y el cuidado personal que debemos tener para enfrentar este virus que no ha sido erradicado”, explicó.

Se necesita shock de inversiones

También dijo que el gremio ha pedido al Gobierno el establecimiento de mesas ejecutivas que permitan un trabajo a tiempo real con los ministerios para la toma de decisiones y la puesta en marcha de un shock de inversiones. “Hemos pedido también un shock de inversiones, porque es necesario que el país retome el crecimiento y solamente se logra a través de la inversión, más generación de puestos de trabajo, más desarrollo y mejor línea de recaudación”, dijo.

“Ya no estamos en recesión sino en depresión. No solo se ha paralizado el aparato productivo, sino que ha caído el empleo y estamos en una situación devastadora para la economía. Lo que se necesita con este shock de inversiones es abrirnos a la posibilidad de que lleguen a nuestro país líneas de inversionistas de fuera que puedan apostar por el crecimiento nuestro. Estamos seguros que en la región van a haber muchas facilidades para que ello suceda”, remarcó.

Destacó, asimismo, la importancia de un shock de inversión desde el sector público. “Es decir, la activación del plan de infraestructura nacional que fue aprobado el año pasado y que tiene que comenzar a operar con proyectos de construcción, de proyectos inmobiliarios, obras viales nacionales. La Autoridad de Reconstrucción con Cambios también tiene una serie de proyectos que pueden inyectar liquidez y generar puestos de trabajo”, mencionó.

“Es necesario también a abrirse a proyectos de inversión del sector privado, en minería, en construcción, mejorar la cuota de pesca de nuestra flota nacional, abrirse a mayor inversión en agro, es decir tenemos que tener una mirada que permita abrir las inversiones para generar nuevamente el movimiento económico que ha sido tan positivo para el país, generar nuevamente la cadena de consumo, las personas consiguiendo trabajo, generando ingresos para el fisco y devolviendo la estabilidad macroeconómica que en este momento nos ha permitido enfrentar esta situación con solvencia”, insistió.

Expresó, además, su confianza en que “el Gobierno va a reaccionar de una manera mucho más intensa”. “La ministra de Economía, que estuvo presente en la reunión, reconoció que el golpe en el crecimiento de nuestro país va a ser uno de los más severos de la región. Eso significa un decrecimiento de -12%  para el Perú frente a un decrecimiento de -4% en Chile y cifras menores en los demás países de la región. Es decir, nuestro país va a sufrir el golpe más fuerte”, comentó.

“Es necesario abrirse a todas estas inversiones. La minería, que es una fuente grande de ingresos para el país, ha paralizado casi el 42% durante esta situación y es necesario que puedan abrirse las líneas de inversión, incluso hay nuevas que están a disposición. Es necesario que el Gobierno entienda que se tiene que hacer un shock grande de inversión, para recuperar nuestro equilibrio fiscal y el crecimiento y desarrollo de nuestro país. No hay otra salida. Si no hay inversión, no hay crecimiento, si no hay crecimiento, no hay empleos, y tenemos que solucionar este problema grave que tiene nuestro país”, recalcó.

Reactivación de cuatro etapas es lenta

La representante de la Confiep señaló, sin embargo, que la reactivación prevista de cuatro etapas es lenta y puede causar que las pequeñas y microempresas quiebren antes de la reapertura total. “El Gobierno reacciono bien al inicio de la pandemia al asignar bonos subsidios a la población vulnerable y al inyectar capital a las empresas. Estas buenas intenciones no han tenido la misma velocidad en la aplicación y es necesario reaccionar ya”, dijo.

“Hemos recibido el compromiso del Gobierno de extender las compras a las pymes peruanas para reactivar el consumo y la producción en las pequeñas empresas. Es preocupante que en la suspensión perfecta de labores haya más de 18 mil empresas que se han sujetado a esta medida y más de 271 mil trabajadores pendientes de recuperar sus trabajos. El 97% de empresas que ha suspendido sus actividades son micro y pequeñas empresas”, afirmó.

Subrayó que en Ecuador se constituyó un comando multisectorial con actores del Estado y la empresa privada, para solucionar su crisis sanitaria. “Detectaron los medicamentos que se debían entregar a los pacientes. Idearon la forma de traer la materia prima del exterior para que sus propios laboratorios generaran esos medicamentos, es decir activaron el sistema público y privado en una sola mesa, incluso levantaron algunas restricciones, para actuar con rapidez”, indicó.

“Lamentablemente no es lo que ha sucedido en el país, el Gobierno pensó que lo podía hacerlo con sus comandos y se olvidó de un sector privado que hubiera podido darle dinamismo a la acción que se hubiera podido llevar adelante. Estamos en el día 88 y nos hemos puesto a disposición del Gobierno para apoyar en todos los planes estratégicos que se requieran, ya está en manos de ellos hacer esta convocatoria de ancha base y multisectorial para hacer una actividad similar”, expresó.

Confiep se puso de pie desde el inicio

Enfatizó que la Confiep activó un fondo para comprar ventiladores, apenas se dio la declaratoria de emergencia en marzo. “Fue muy difícil de conseguirlas porque era un bien que todos los gobiernos habían salido a buscar. Sin embargo, la insistencia nuestra y el apoyo de Cancillería lograron que se pueda conseguir estos ventiladores que ya llegaron el sábado pasado, el lunes van a llegar 90, faltan 25 que nos entregue esa misma fábrica, 12 que nos entregue otra fábrica, y faltan 100 que está terminando de confeccionar la Marina de Guerra”, informó.

“El sector privado se ha puesto de pie desde el inicio de la emergencia, no solo hemos hecho un fondo para comprar equipamiento médico, monitores, tabletas para médicos en sus visitas, hemos contribuido con la compra de cilindros de oxígeno, hemos colaborado también con viajes para traer a médicos de diferentes regiones, hemos generado miles de toneladas de alimentos y metros cúbicos de agua que han sido repartidos a la población más vulnerable. Hemos generado bonos que hemos repartido en efectivo, bolsas de alimentos que hemos llevado a diferentes lugares. El sector privado del Perú se ha puesto de pie para apoyar a la población en esta situación de emergencia y lo vamos a seguir haciendo hasta que esta termine”, señaló.

Lamentó, asimismo, la falta de planificación en la gestión estatal para la compra de insumos sanitarios al mencionar que la Defensoría del Pueblo alertó del problema de falta de oxígeno medicinal desde abril. “Esta falta de planificación, que se desnuda hoy con esta carencia de oxígeno, nos demuestra que el Estado y el Gobierno necesitan del apoyo del sector privado, que no ha convocado en su oportunidad”, dijo.

“Hay muchísimas empresas mineras que están cediendo sus plantas de oxígeno para que puedan atender esta emergencia sanitaria. Dinero hay, lo que falta es gestión. Esta apertura que ha tenido el Gobierno convocando al sector privado, esperemos que dé resultados en la ejecución de un plan, por ejemplo, para resolver el problema de oxígeno o para resolver el problema de equipamientos en las regiones”, comentó.  

Manifestó que la Confiep está recibiendo pedidos de gobiernos regionales y municipales solicitando donaciones de equipos de protección para sus médicos. “Eso es realmente preocupante porque el dinero para esos equipos existe y la pregunta es por qué no llega a los médicos, qué parte de la gestión no está pudiendo cumplir y en qué parte de esta gestión el sector privado puede entrar a tallar, para ayudar a que se lleve adelante la solución de todos estos problemas que hay en todo el país. Estamos a disposición”, subrayó.

Ver entrevista…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *